Casa de las cadenas


ubicación

No tenemos datada la fecha de construcción de la llamada Casa de las Cadenas. Tiene el mismo estilo de construcción que las obras realizadas por la Dirección General de Regiones Devastadas y Reparaciones (DGRDR), que funcionó de 1938 a 1957: Escuelas, Casa del Médico, casa del cura, depósitos de agua potable, fuentes… Su construcción podría haber sido a finales de los años 40 y la década de los años 50.

Casas de las cadenas y antigua N1 vista aerea
Situación de la Casa de las Cadenas justo al borde de la antigua Nacional 1.
En color amarillo la actual A-1 y en color rojo el trazado de la antigua N-1 a su paso por nuestro término municipal.
Coordenadas
Detalle de la cruz católica en la puerta. El nacionalcatolicismo se incluía en la arquitectura de la obra pública.

En la casa de las cadenas se alquilaban cadenas para quien no las tuviese y así poder cruzar el puerto de Somosierra. Si iban dirección a Burgos las ponían aquí y las quitaban en el siguiente puesto pasado el puerto.

Casa de las cadenas en el lado segoviano. Ubicación

Su construcción se hizo justo al borde la antigua carretera N-1. Actualmente el trazado coincide prácticamente a esa altura con la nueva Autovía A-1. Actualmente se gestiona como Centro de Mantenimiento de la Autovía A-1 y en invierno se usan los depósitos de sal para distribuirla por el asfalto.

Memoria histórica

D. Pedro, vecino del pueblo, guarda claros recuerdos de los tiempos cuando funcionaba esta casa: “Entre los años 40 y 70 subíamos muchos críos del pueblo en la época de nieves. Cuando llegaban los coches y necesitaban poner las cadenas para pasar el puerto, les ayudabamos a cambio de la voluntad. Los coches iban quedándose sin poder andar en diferentes puntos y ellos corrían a ofrecerles ayuda. Se acercaban también mozos de Robregordo a ofrecer la misma tarea. La antigua Nacional 1 pasaba bordeando el casco urbano, así que para ellos era muy fácil acercarse rápidamente. Como eran más mayores nos echaban. Nos echaron muchas veces. Nosotros intentábamos negociar que podiamos hacerlo en el límite de nuestro Municipio. En cierta ocasión vinieron los guardias. En aquella época imponían mucho respeto y nadie les protestaba. Pero en una ocasión, los que éramos más mayores dijimos  a los guardias: “Esto no es así, porque el terreno donde estamos es nuestro, es de Horcajo, y no de estos que bajan de Robregordo”. Pero al final no hicieron nada. Debieron decir, “anda y arreglaroslas entre vosotros”. Algunos de los mozos de Robregordo, al ser mayores, tenían más picardía para conseguir dinero extra por los servicios de ayuda. Alguno sabía más que álgebra. Cuando yo hacía esto tenía 12 o 13 años, sería alrededor de 1953. Yo lo hice tres o cuatro inviernos. Los de Robregordo lo hicieron más inviernos. Se bajaban las botellas de coñac a la casa de las cadenas y aguantaban dentro a la espera de posibles servicios. Yo no recuerdo que hubiese ahí alguien contratado para hacer ese servicio de las cadenas. Yo no recuerdo cuanto era lo que sacabamos, quizás 20 pesetas. Con eso nos daba para comprar muchas cosas. Algunos lo gastaban en la taberna. De aquella no se bebía más que vino, en todo caso coñac o ginebra. Pasada la casa de las cadenas en dirección a Madrid había una mina. La cuesta de la mina lo llamábamos a eso. Esa mina era todavía más antigua y eso no se recuerda ya. Era un punto donde hubo muchos accidentes”.

Creative Commons License Ayuntamiento Horcajo de la Sierra-Aoslos. Contenido bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional • Contenido desarrollado por Francisco Cañizares González en el «Programa de Empleo para Municipios Rurales de la Comunidad de Madrid» financiado por SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL Y COMUNIDAD DE MADRID. 2020-2021.