Casa de las patatas


ubicación

Casa de las patatas en Aoslos
En su última remodelación, se picaron las paredes para dejar la piedra vista.
Casa de las patatas en Aoslos
Casa de las patatas en los años que empezó a funcionar.

La construcción de esta casa fue muy importante en su momento en Aoslos. No sabemos la fecha con exactitud pero lo situamos a finales de los años 40. En una profunda depresión económica de posguerra, el Estado se vio en la necesidad de iniciar una etapa de autarquía económica, debido al forzado aislamiento y a la falta de ayudas externas por la oposición al régimen franquista.

La inversión de dinero del gobierno conllevó destacadas novedades en construcción. En aquel momento era la única que se hacía con planos. Los arquitectos que la diseñaron son los mismos que hicieron uno de los viaductos del tren en Bustarviejo. La piedra de granito utilizada es de la cantera de Bustarviejo. Otra curiosidad era que la casa se encaló. En ese momento, se veía como una mejora encalar las casas. La piedra seca se veía como pobre y de pajar. Otra cosa curiosa era que en ese momento fue la única casa con baño. La parte de abajo era almacén y en la parte de atrás había dos silos inmensos. En la parte de arriba, también se subían patatas con polea y además tenía oficina y vivienda.

Memoria histórica

Se cuenta en Aoslos que: “No estaba la carretera asfaltada todavía como estaba hoy en día. Al paso de la zona de Aoslos tuvo un accidente un coche con chófer. Cuidando las vacas había un chaval de Aoslos y les ayudó. El que viajaba en el coche le dio una tarjeta y le dijo, yo estoy en Madrid, si algún día necesitas algo avísame y vemos que puedo hacer yo por ti. Al tiempo, este chaval se presentó en Madrid con una situación muy mala. El hombre en cuestión era un alto cargo en la administración franquista. Le explicó que en aquel momento se estaban elaborando todo tipo de cooperativas de la calabaza, de la fruta… Le dijo: «Te puedo dar la concesión o licencia en tu pueblo para que lleves la casa de la patata». El trato era que el vecino tenía que ceder el terreno para su uso por la cooperativa durante un plazo de tiempo. A cambio, en el futuro, la construcción pasaría a ser de su propiedad». Aquel vecino se llamaba Julio Hernán (1911-1980). Su hijo se llama Jose Luís Hernán, conocido como Jose de Julio, confirma esta historia y completa: «Esta casa de la patata se ocupaba de recoger en esa casa la producción de patata de los pueblos de la zona. Cuando estaban almacenadas venían a recogerlas al por mayor desde la ciudad. La cooperativa se llamaba La Crepa”.

Jose Luis Hernán recuerda también: «El tamaño del almacén y su gran puerta permitió su uso en diferentes ocasiones por los vecinos. Varios vecinos la usaron para la fiesta de boda e incluso una fiesta del pueblo, en la que cayó una tormenta acabó con los músicos y todo el pueblo dentro del almacén. Cuando eran las fiestas del pueblo los músicos que venían a tocar se repartían por las casas de los vecinos. El vecino que alojaba le daba de comer también. Como esta casa era muy grande era usual que uno de los músicos durmiese en ella».

Cristina, la madre de Julio Hernán
Foto donada por Jose Luis Hernán. Tomada alrededor de 1957-58.
«Mi abuela Cristina Cristóbal, madre de Julio Hernán, quien cedió el terreno a la cooperativa»
Casa de las patatas en Aoslos
Casa de las patatas en Aoslos alrededor de 1972. Foto donada por Ramon Arrones.


Creative Commons License Ayuntamiento Horcajo de la Sierra-Aoslos. Contenido bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional • Contenido desarrollado por Francisco Cañizares González en el «Programa de Empleo para Municipios Rurales de la Comunidad de Madrid» financiado por SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL Y COMUNIDAD DE MADRID. 2020-2021.