Antiguas escuelas de Horcajo


ubicacion

Entrada a escuelas de Horcajo

Esta es la antigua escuela de Horcajo de la Sierra, construida en granito en la década de los 50. En esta década se hicieron grandes inversiones de programas de desarrollo o reconstrucción. Este es un ejemplo de estas construcciones. Otros ejemplos en el pueblo son la casa del cura, el depósito de agua o la fuente del pueblo. Todas ellas usaron como material el granito de las canteras de la sierra.


Destacamos como curiosidad arquitectónica los dos pináculos en la parte alta del tejado. Aunque han perdido totalmente su significado y actualmente son adornos o soluciones decorativas para asegurar las tejas, tienen su origen, según el investigador D. Francisco Antonio Vidal, en celebraciones romanas del dios fauno y más concretamente a Priapo. A este se le representaba con un enorme falo. Se usaba en los campos con la figura de un tronco con una estaca pintada de rojo en medio para propiciar el crecimiento y la fertilidad. En sus trabajos de investigación sobre los horreos gallegos señala que estos pináculos invocaban a la fertilidad de la simiente y de los productos que se guardaban.

Memoria histórica

Vicente Lobo (maestro en la escuela de Horcajo de la Sierra)

Unas notas de uno de los maestros que pasaron por estas escuelas, Don Vicente Lobo, gracias a las palabras de su hija, Teresa Lobo.

Don Vicente nació en Horcajo de la Sierra en 1916 y murió en Madrid en 1973, a los 56 años. Eran seis hermanos, cuatro chicos y dos chicas. De los cuatro hermanos, tres de ellos se hicieron maestros. Él era uno de los que estudió Magisterio en Madrid.  El mayor de los hermanos era Zacarías, quien fue sacristán de Horcajo de la Sierra por muchos años. Pasó muchos años de profesor interino en esta zona. En su puesto estuvo en diferentes pueblos de la zona: Madarcos, Gandullas, Aoslos, Horcajo de la Sierra… El sueldo era muy bajo y los maestros que llegaban no estaban interesados en mantener ese puesto. Para él era más fácil sobrevivir con el sueldo porque su mujer, Avelina Hernán, regentaba una tienda-taberna en Aoslos, en la calle Real, 76, donde también vivían. 

Don Vicente se casó con Avelina Hernán y vivieron en la casa de la iglesia de Aoslos. Allí nació su hija mayor, Teresa Lobo. Tuvieron otra hija, Ana María, que siguió la tradición familiar y estudió también Magisterio.  Cuando era profesor en Aoslos iba a dar clase en Horcajo por las noches porque decía que los niños de su pueblo no se podían quedar analfabetos. 

En Madarcos se esforzó  en apaciguar las rencillas derivadas de la guerra civil entre las familias a través de obras de teatro. Invitaba a participar a los niños y los jóvenes de los pueblos buscando la relación entre familias que no se hablaban. Las clases en Horcajo de la Sierra se daban en las antiguas escuelas y las de Aoslos eran posiblemente en el Centro Social, actual bar, pero esto ya no lo recuerda.

Finalmente, aprobó las oposiciones  y se fue primero a Santa María la Real de Nieva hasta que permutó su plaza con el maestro de Villavieja, volviendo a la sierra. Finalmente acabó trabajando en Buitrago. Está enterrado en Aoslos. A su funeral fue muchísima gente pues era muy querido.

Vicente Lobo Bermejo, en Buitrago.
Vicente Lobo Bermejo, en Buitrago. Él fue maestro en varios pueblos. En Horcajo daba clases gratuitas por las noches.
Vicente Lobo Bermejo, el maestro, preparado para subir a la moto de D. Jesús, el cura de la zona.
Vicente Lobo Bermejo, el maestro, preparado para subir a la moto de D. Jesús, el cura de la zona. Él le transportaba para dar las clases en diferentes pueblos.

Memoria histórica

Milagros Buitrago Bolaños (maestra en la escuela de Horcajo)

Rescatamos tambien las memorias de Milagros Buitrago Bolaños, trabajó de profesora un año en Horcajo de la Sierra. Ella cuenta: “Yo tomé posesión de esa plaza de maestra en Noviembre 1963, el mismo día de la muerte de Kennedy. Ya había hecho una sustitución de maestra en mi pueblo, Puerto Lápice. Recogí mis papeles de maestra y la orden de trabajo en la calle Arenal 2 y vine a trabajar un año a Horcajo de la Sierra. La casa la ponía el pueblo, también pagaba la luz y la leña. La leña me la cortaban los padres de las alumnas. Yo vivía en la casa de abajo junto al Ayuntamiento actual y el maestro en el de arriba, en aquel entonces era Juanito Sanz Heras. La casa tenía muchos ratones y a mí me daban mucho miedo, así que venían alumnas a dormir conmigo. Recuerdo mucho de Horcajo, me encantaba la cigüeña de la iglesia, la cantidad de robles que había y que bien quemaba esa leña…. Los vecinos me trataron muy bien”.

Adjuntamos fotos de un día de 1964 del grupo de alumnas de la escuela de Horcajo de la Sierra con la maestra Milagros Buitrago Bolaños.

Milagros Buitrago Bolaños en la plaza
Milagros Buitrago Bolaños, maestra de Horcajo de la Sierra en 1964, juega con las alumnas en la plaza del pueblo.

.

Milagros Buitrago Bolaños, maestra de Horcajo de la Sierra, en la plaza
Milagros Buitrago Bolaños, maestra de Horcajo de la Sierra en 1964, enfrente de la escuela, con vecinas del pueblo y alumnas.

Memoria histórica

Carmen Uceda, alumna de la escuela (1956-1966)

Carmen Uceda, vecina de Horcajo de la Sierra recuerda de la escuela: “Yo asistí a la escuela entre 1956 a 1966. Mi certificado de estudios primarios lo firmó el Juez de Paz, como era normal en aquella época. La edad normal para asistir a la escuela era de 6 a 12 años. A mí me gustaba la escuela mucho y me dejaron estar dos años más. Estábamos separados en dos grupos diferentes, los niños y las niñas. Todas las edades estaban juntas. Las mañanas se dedicaban a estudio y por la tarde se hacía costura, labores y baile. Teníamos que alternar las tareas de la escuela con la ayuda de los trabajos de la casa. Al recreo todas íbamos a casa a por un poco de comida. En la escuela también nos daban leche en polvo y queso en porciones. Las dos cosas eran enviadas por los americanos. Yo tenía que ir en el recreo a casa, que estaba enfrente de la escuela. Allí ayudaba con las tareas, tirar los orinales del pis de la noche, hacer las camas, y más adelante ayudar a atender el bar. Éramos nueve hermanos, así que era muy importante ayudar en casa. Los maestros duraban poco. Yo recuerdo de maestras a Maria Luisa, Milagros Buitrago Bolaños, Victoria Elías…. Solían cambiar cada uno o dos años porque era de sus primeras plazas de trabajo, y cuando conseguían otra se iban”.

» En la siguiente foto se puede ver mi Certificado de Estudios Primarios en 1965. Lo firmaba el Juez de Paz del pueblo. A continuación, se puede ver mi cuaderno en la escuela durante el último año. Está escrito totalmente a pluma, con la dificultad que ello conlleva».

Certificado estudios Carmen Uceda
Si quieres ver el cuaderno entero, para ver los contenidos que se trataban, pincha aquí.

Memoria histórica

María García Pérez (1933), alumna de la escuela

En las siguientes grabaciones, realizadas el 9 Noviembre de 2021, María nos recita de memoria a sus 88 años dos lecciones. En su melodía se refleja una forma de entender la educación y el aprendizaje en su escuela. Es impresionante como las recuerda todavía de memoria.

María recita la lección sobre la historia de los fenicios:

María recita la lista de cabos en la península:

Otros vecinos del pueblo en las escuelas de Horcajo de la Sierra

María Concepción Sanz del Pozo, 1958
María Concepción Sanz del Pozo, 1958 Fuente: ‘Pueblos de la Sierra Norte. Imágenes para el recuerdo’.
Félix Bermejo Uceda en la escuela de Horcajo de la Sierra alrededor de 1959
Félix Bermejo Uceda en la escuela de Horcajo de la Sierra alrededor de 1959.

Oferta de plaza de maestra en 1892

En el diario «Boletin de Segovia» del 24 de noviembre de 1892 aparece oferta de plaza de maestra en la escuela de Horcajo de la Sierra. El sueldo era 625 pesetas.

Boletin de Segovia 24NOV1892

Creative Commons License Ayuntamiento Horcajo de la Sierra-Aoslos. Contenido bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional • Contenido desarrollado por Francisco Cañizares González en el «Programa de Empleo para Municipios Rurales de la Comunidad de Madrid» financiado por SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL Y COMUNIDAD DE MADRID. 2020-2021.