Fragua y Potro de herrar en Aoslos


ubicación

visita virtual
Fragua Aoslos

La antigua Fragua, lugar en el que trabajaba el herrero, uno de los oficios con más arraigo popular en la localidad debido a que la mayoría de sus vecinos se dedicaba a la ganadería o a la agricultura. De este modo, aquí era donde se fabricaban y se arreglaban los aperos de labranza, las herraduras y los clavos con los que herrar a los animales.

Una placa junto a la entrada nos recuerda a don Nicolás González Parrabera (10 de septiembre de 1914 – 27 de enero de 1993), herrero que fue de Aoslos durante nada menos que cuarenta años, entre 1940 y 1980, y al que se describe como “Vecino ejemplar y hombre de bien”.

El agua que baja junto a la fragua venía de lo que era la reguera del pueblo, desde el viaducto de La Acebeda.

El potro de herrar se utilizaba para herrar vacas y bueyes ya que estos no se mantienen al igual que mulas y caballos en tres patas, y las cinchas ayudaban a inmovilizarlo y mantenerlo. También podía usarse para aplicar curas. El motivo del herraje es que las familias solían tener dos, tres o cuatro vacas en casa. Un par de ellas eran usadas como yunta y unidas por el yugo tiraban del carro para recoger leña o todo tipo de servicios.

A continuación puedes ver un video con la explicación de como funcionaba la fragua.

Youtube
Bar en Aoslos
Bar en Aoslos. En la foto aparece Nicolás, el último herrero, primero por la izquierda, con boina. Fecha desconocida.

Memoria histórica

La fragua:

El herrero enciende el fuego con carbón de brezo.
Con el espetón separa la escoria en el intenso fuego.

El fuelle sopla por la tobera
calorías candentes para el acero.

En el yunque el mazo y la clavera.
Templan herraduras con las tijeras.

Azadones, clavos, cuchillos
se ahogan en la pila buscando el frío.

(poesía de Jose Luis Hernán Gamo dedicada a Nicolás González Parrabera, el último herrero)

El potro:

Menhires de granito mirando al cielo.
Desafiando la gravedad.
Escalados por el hierro.

El dueño coloca su vaca.
Se va preparando el herrero:
Martillo, clavos, cuerdas y aperos.

La pezuña flexionada deja al animal indefenso.
Herraduras de la fragua,
como unos zapatos nuevos.

(poesía de Jose Luis Hernán Gamo)

Dibujo de fragua por Jose Luis Hernan
Dibujo del potro de Aoslos
(Jose Luis Hernán Gamo)

Una nueva vida a las fraguas serranas

Queremos aprovechar este lugar para publicitar un proyecto muy interesante en la antigua fragua del pueblo de La Puebla. Su antigua fragua ha sido reutilizada desde el año 2021 por un joven herrero, Julian Fernández. Así se presenta él mismo:

«Empecé de forma autodidacta hará unos 3 años y luego he ampliado formación haciendo cursos con diversos herreros. Empezó como hobbie y después me di cuenta de que podía vivir de ello ya que tiene mucha demanda al ser algo tan escaso y especializado.
Pero el contacto con el mundo del metal viene desde hace más de 15 años en que me metí en el mundo de la esgrima antigua, la recreación histórica y el combate medieval. Lo cual me ha dado una gran base de cómo deben quedar las piezas, qué características tienen que tener y a poner en valor la calidad artesanal real frente a las piezas industriales, especialmente en el ámbito de la espadería».

Julian en la fragua de La Puebla
Julián en la fragua de La Puebla


Aquí puedes localizarla
fraguadellobo@gmail.com
Instagram: fraguadellobo

Creative Commons License Ayuntamiento Horcajo de la Sierra-Aoslos. Contenido bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional • Contenido desarrollado por Francisco Cañizares González en el «Programa de Empleo para Municipios Rurales de la Comunidad de Madrid» financiado por SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL Y COMUNIDAD DE MADRID. 2020-2021.